fbpx

Parecía que no iba a llegar nunca pero sí, por fin ha llegado. Cada semana podemos hacer un poquito más que las semanas anteriores. El omnipresente “quédate en casa” se está convirtiendo en “sal con responsabilidad”. Pero ¿Cómo nos está afectando todo esto?

 

La nueva “normalidad”

La situación del confinamiento total era dura. No se podía salir de casa salvo causa muy justificada y cumpliendo unas medidas de seguridad nunca antes vistas. Ahora poco a poco nos vamos planteando retomar nuestra vida pero dentro  de lo que nos permita la “nueva normalidad”.

A nivel psicológico no es fácil lo que estamos viviendo.  Se nos obligó a un cambio radical en nuestra forma de vida por nuestra “seguridad”, y ahora se nos permite recuperarla poco a poco, a pesar de que sigue sin haber “seguridad”.

La capacidad de adaptación al cambio varía de una persona a otra. Hay personas que lo consideran algo  intrínseco a VIVIR. Y a pesar de lo extraordinario de la situación, lo aceptan,  les guste o no.  En cambio hay otras que se les puede hacer mucho más complicado de gestionar. El miedo, la angustia o la falta de flexibilidad a la hora de valorar lo que nos está ocurriendo puede hacernos pasar momentos realmente malos. A peor adaptación a la nueva situación, junto con ciertas características personales, más dificultosa va a ser la gestión emocional de muchos  de los sucesos en los que nos vemos implicados.

Artículo relacionado: Vivir en tiempos de incertidumbre y cambio

 

Actualmente en nuestros centros, estamos atendiendo a muchos pacientes que acuden a un psicólogo por primera vez o que han decido iniciar un proceso psicoterapéutico ahora.  Los motivos son muchos, como siempre lo han sido, pero hay factores que hacen que este momento sea especialmente idóneo:

Artículo relacionado: Cómo afrontar el confinamiento

 

 

6 factores que nos influyen en la nueva normalidad

  1. El confinamiento: Estar tanto tiempo en casa ha dado para mucho… En muchas personas vemos como se han despertado de forma importante ciertos “demonios” que normalmente tratábamos de no escuchar en nuestra vida anterior, que era normalmente de naturaleza mucho más estresante. Son “demonios” que nos dicen que ciertos aspectos de nuestra vida no nos gustan, y que nos gustaría resolver.

El confinamiento también nos ha permitido observar a las personas de nuestro entorno, y tener una interacción mucho más intensa y profunda. De dicha interacción se pueden sacar conclusiones.  Estas conclusiones nos pueden servir para plantearnos que ha llegado el momento de tomar ciertas decisiones, algunas de ellas complicadas.

  1. Trabajo en condiciones extremas: Los trabajadores esenciales, especialmente los sanitarios, aunque podríamos incluir a otros muchos como por ejemplo los trabajadores de supermercados, son poblaciones especialmente dañadas por todo lo sucedido. Trabajar en condiciones muy duras a nivel físico, emocional e incluso vital, es una experiencia de vida muy intensa. Tiene como positivo, la satisfacción personal de haber ayudado a muchas personas, pero como negativo, entre otras, no haber sido capaz de dar más de sí, o el miedo al contagio. Sentimientos de culpa, irritabilidad, ánimo muy bajo, inestabilidad emocional, bloqueos, ansiedad o problemas de sueño. Estos  son solo algunos de los síntomas más frecuentes  que vemos en consulta. Estas personas necesitan superar lo que ha sucedido.  Muchas lo irán superando poco a poco por la propia capacidad que tenemos para superar las adversidades, la resiliencia. Otras muchas quedarán profundamente marcadas, posiblemente podrían desarrollar un cuadro de estrés postraumático, pero son personas que necesitan un tiempo y un espacio para procesar sus vivencias. Necesitarán aprender a gestionar todo lo que ha sucedido (y el temor a lo que pueda suceder) y situarlo en un lugar donde no afecte significativamente a su vida. En las consultas de psicología nos dedicamos precisamente a ayudar a la persona a que adquiera herramientas y recursos para gestionar  lo que le está afectando de una forma negativa.

3. Cambios a nivel laboral: A  nivel laboral también ha habido muchos cambios. Desde los trabajadores que han empezado a teletrabajar,  y los que seguirán así, los que están dentro de un ERTE y están esperando  a ver cómo se resuelve su situación, trabajadores que están de baja o personas que han perdido su trabajo o su forma de sustento. Cada una de estas situaciones supone un ejercicio de adaptación y gestión.

4. Pérdidas: Esta crisis desgraciadamente ha traído pérdidas muy importantes a muchas personas. Desde la pérdida de las libertades, que nos ha afectado a todos, a la pérdida de seres queridos, o de la propia salud. Las pérdidas determinan en muchos casos la percepción de la magnitud de esta crisis en la persona. Es decir, quién solo percibe que esta crisis ha supuesto una pérdida de libertades pero no económica o personal, tendrá una afectación en principio muy diferente que la de una persona que ha perdido además su trabajo o negocio y/o un familiar.

Toda pérdida significativa genera un duelo. Que es el proceso de sanación de las heridas emocionales que genera una pérdida. En este sentido, a nuestras consultas están acudiendo personas que están en situación de duelo. Por las características de la covid y por la gestión que se ha hecho de los fallecimientos,  muchas personas han visto cómo un familiar muy directo y querido ha fallecido sin poder pasar los últimos momentos con él, muchas veces completamente solo. No se ha posibilitado un velatorio ni un entierro o incineración que permita despedirse de la persona. Este es un aspecto muy importante para iniciar el duelo de forma saludable. Por tanto, las probabilidades de que el duelo se complique o que surjan otros problemas psicológicos son elevadas. Por ejemplo,  un estado de shock demasiado largo donde parece que no se siente demasiado,  puede estar escondiendo una incapacidad de asumir el hecho de que la persona haya muerto. Si una persona ha tenido una pérdida y siente que está bloqueado,  con una ira muy intensa o una elevada alteración emocional, los profesionales de la psicología le podríamos ayudar a sosegar y transitar el camino del duelo

5. Salir al exterior: Hay personas que se han acostumbrado a quedarse en casa.  Su casa se ha convertido en el único lugar seguro que hay para ellos y cada experiencia de salir al exterior lo viven como un riesgo de exposición al virus, que realmente lo es. Es el conocido como Síndrome de la Cabaña. La percepción del riesgo les genera un estado emocional de miedo o ansiedad elevado. Suelen ser personas que han llevado razonablemente bien el confinamiento y que su necesidad de relación social sienten que está más o menos cubierta. Es decir no sienten necesidad de salir. En estos casos es importante afrontarlo ya que podría convertirse en una fobia. Aprender a gestionar este miedo puede ser el punto de partida para afrontar otros temores.

 

También tenemos que tener en cuenta a las personas que han de salir al exterior, siendo personas de riesgo bien por enfermedades previas o por edad. Normalizar vivir con el riesgo cerca, es fundamental para que estas personas puedan tener calidad de vida.

Artículo relacionado: Cuándo elegir psicoterapia online

 

6. Cómo va a ser mi vida a partir de ahora: Estamos viviendo algo tan impensable como excepcional. Cada día tenemos noticias nuevas sobre cómo iremos llegando a la “nueva normalidad”. Eso nos puede hacernos plantearnos muchas dudas. ¿Cómo me va a afectar esa situación? Ir con mascarillas, aforos muy limitados, higiene continua  y mucha distancia interpersonal ya forma parte de nuestra nueva realidad. Pero, y si quiero encontrar pareja, ¿Cómo lo puedo hacer?… Tendremos que adaptarnos de nuevo y eso también lleva un proceso.

La “nueva normalidad” va a ser algo “nuevo” que con el tiempo será “normal”. No sabemos lo que durará ni a cuántos cambios más nos tendremos que adaptar. Es por ello que cuanto mejor nos sintamos, más fácilmente vamos a sobrellevar e incluso disfrutar nuestra vida.

En Despertares, en nuestro centro psicológico en Getafe, nuestro equipo de psicólogos en Madrid, psicólogos en Leganés y Despertares Psicólogos Móstoles, disponemos de un amplio equipo de psicólogos que  te pueden ayudar a gestionar tus emociones, ayudarte a tomar decisiones, y así mejorar tu  calidad de vida. Infórmate de nuestras tarifas aquí. ¿Te ayudamos?

Call Now Button
Facebook