Comenzar una terapia de pareja no es una decisión fácil. Puede existir cierto recelo con respecto a esta modalidad de terapia psicológica, y nos pueden llegar a preocupar las garantías que pueda ofrecernos en los momentos difíciles de nuestra relación. La situación puede generar cierta tensión en un primer momento para ambos miembros de la pareja. Sobre todo, porque ambos estarán posiblemente muy afectados con las diferentes experiencias vividas en el seno de la relación, algunas puede que nada agradables. Es natural que se tengan dudas en cuanto a la posibilidad de solucionar los conflictos que existan entre ellos a través del apoyo de la terapia de pareja. Pero muchas veces, ponerse en manos de profesionales de la terapia de pareja puede ser la mejor de las decisiones.

Comenzar una terapia de pareja

Comenzar una terapia de pareja no es una decisión fácil, lo sabemos. Sabemos además que las crisis en la pareja conllevan un gran sufrimiento para ambos miembros de la misma. No podemos olvidar que en algunas ocasiones también puede afectar a otros miembros de la unidad familiar, especialmente a los hijos. Como consecuencia, la pareja puede tender a tomar decisiones y tener comportamientos que alejan aún más a sus miembros, conduciéndolos incluso a la separación. 

En cuanto a lo que supone nuestra labor como psicólogos, tenemos claro que existen ciertas ideas preconcebidas con respecto a iniciar un proceso terapéutico. Dichas ideas están basadas en el temor a sentirnos juzgados, y por otro lado, en la poca competencia que podemos llegar a percibir en nosotros mismos, para gestionar nuestros problemas personales de una manera adecuada. Pero es importante que sepamos que ponernos en manos de un profesional de la psicología nos puede ayudar a lograr nuestro principal objetivo en la vida: una salud mental equilibrada.

Problemas más comunes en la pareja

Estos son algunos de los temas que habitualmente más vemos en consulta. Sería recomendable comenzar una terapia de pareja cuando viváis alguno de los siguientes problemas en el seno de vuestra relación: 

  • Vida en pareja. La vida en pareja en ocasiones se hace cuesta arriba. Hablamos de dos personas con sus luces y sus sombras, sus propias opiniones, sus gustos, etc. No siempre es sencilla la convivencia. 
  • Problemas en la comunicación. Es uno de los principales motivos de distanciamiento en la pareja. 
  • Conflictos. Todas las parejas tienen sus propias áreas de conflicto que son las que suelen desencadenar las discusiones. Es importante aprender a resolverlos de una manera asertiva.
  • Dificultades en la relación sexual. Es muy importante cultivar el ámbito sexual en la pareja por todos los beneficios que aporta a la misma. El más importante es el de la intimidad y la compenetración. Por ello, abordar esta cuestión de manera sincera no puede dejarse de lado, sea porque no se considera importante o porque supone un tema tabú. 
  • Interferencias de terceras personas. La influencia que pueden tener suegros, hermanos o hijos en nuestra relación de pareja, y cómo gestionarlo de la mejor manera posible. 
  • Celos. Las inseguridades son una fuente enorme de sufrimiento en el ámbito de la pareja. Son habituales, y su tratamiento uno de los aspectos necesarios a tratar en el seno de la terapia de pareja.  Suelen ser bastante habituales, y es importante tratarlos convenientemente a través de la terapia, tanto a nivel individual como de pareja.
  • Infidelidad. Supone un grave problema para la continuidad de la pareja, ya que puede dejar muy dañada la confianza y por ende la propia relación. Saber perdonar y pasar página es fundamental para superarlo.
  • Hastío en la relación. El paso del tiempo, la monotonía puede desencadenar una crisis de seda. No hay problemas reales, pero no se avanza. En estos casos es crucial reactivar la vida en común, las actividades, los planes de pareja e intentar salir de ese estancamiento vital.
  • Separación / Divorcio. Cuando la decisión de romper está tomada, iniciar un proceso de terapia de pareja ayuda a paliar los efectos que está tendrá en ambos miembros de la pareja y las personas vinculadas a la misma. 

El amor en la pareja

El amor puede ser una experiencia maravillosa, aunque a veces compleja. Es una emoción que te lleva a una entrega hacia los demás. El amor aporta felicidad, te mueve a ayudar y a desear lo mejor para los demás. En definitiva, te lleva a vivir relaciones interpersonales desde el respeto, la pasión y el compromiso.

Sin embargo, aunque debemos partir de la base de que el amor no debería de ser sufrimiento, sí sabemos que en ocasiones puede llegar a suponer cierto malestar. Sobre todo cuando no es correspondido, o no está bien gestionado. Ante el primero de los supuestos, hemos protegernos y cultivar el amor propio. Pero, ¿qué podemos hacer cuando el amor no está bien gestionado dentro de la pareja? Este podría ser un buen punto de partida para plantearse comenzar una terapia de pareja. 

Una pareja está compuesta por dos personas con sus respectivos sistemas de creencias y esquema mental, a través de los cuales comprenden y procesan lo que viven. En los procesos de terapia de pareja se trabaja para que cada parte de la misma aprenda a valorar las cosas importantes en su vida y, por supuesto, en su relación. Comprender la idea de amor sano y de querer de forma adecuada y respetuosa a la otra parte de pareja son dos de los puntos más importantes a considerar en el inicio de la terapia. 

Claves para vivir con éxito las relaciones de pareja

Artículo relacionado: Los siete pilares de la terapia de pareja

Nos gustaría compartir algunas claves para vivir con éxito las relaciones interpersonales de pareja y aprender a superar los conflictos de una manera adecuada. Se trata de diferentes aspectos que han ido construyendo los pilares de quiénes somos a nivel individual y cómo nos relacionamos con nuestra pareja. En definitiva, son los objetivos a considerar cuando dos personas deciden  tener una relación de pareja feliz y estable.

  • Mantener un buen nivel de autonomía en la pareja. Querer desde la libertad y lo más lejos de la dependencia emocional. 
  • La autenticidad. Ser nosotros mismos, aprender a conocernos para saber qué queremos y no proyectar en nuestra pareja nuestras frustraciones, miedos, etc. 
  • La sinceridad. Ser valientes y asertivos a la hora de comunicarnos con la otra persona. 
  • Una buena expresión emocional, y por ende participar en un buen programa de educación emocional.
  • Mostrar empatía hacia la pareja, es decir, saber ponernos en el lugar del otro. 
  • Tener un adecuado estilo de comunicación. Sobre todo en lo que se refiera a la expresión de nuestros deseos y la resolución de los conflictos con la otra persona.
  • Mantener objetivos, proyectos y actividades que motiven a ambos miembros de la pareja.
  • Entre otros…

Ante una situación de conflicto enquistada y que puede conducirnos a una ruptura, lo mejor sería que ambos miembros de la pareja tomen consciencia del problema y aprendan a gestionar las diferentes situaciones a las que han de enfrentarse en su día a día. Para ello, es recomendable que se pongan bajo la supervisión de un profesional de la psicología, siendo éste una parte fundamental en la adecuada evolución de la relación de pareja, acaben logrando una reconciliación, o terminen en una separación definitiva,  quizás terapéutica. Artículo relacionado (Romper o seguir en pareja)

“Amar no es mirarse el uno al otro, sino más bien mirar ambos en la misma dirección.”

Antoine de Saint-Exupéry (autor de El principito)

Garantías y beneficios de comenzar una terapia de pareja 

Son muchos los estudios que reconocen la importancia de comenzar una terapia de pareja para afrontar las dificultades en una relación. Se concibe ésta como una herramienta más que pueden usar los miembros de una pareja, bien sea para trabajar en el conflicto y continuar juntos; o bien sea para aceptar que en la relación de pareja se ha de poner un punto y final. En todo caso, para que la terapia funcione, es muy importante que ambas partes se comprometan de forma sincera con el proceso. En caso contrario, todo intento por ayudar por parte del psicólogo serán estériles.

Lo fundamental es que ambos miembros estén de acuerdo y que la decisión esté consensuada. Una vez alcanzado este hito, el siguiente paso supone entender esta decisión conjunta como parte de la solución del conflicto. Como un paso en común de ambas partes de la pareja y como signo de esperanza e impulso para dar lo mejor de cada uno en el restablecimiento de los pilares de la relación. Cuando dos personas deciden comenzar una terapia de pareja, esto es, contarle su vida y su intimidad a una persona de entrada, desconocida, pueden sentir cierto desasosiego. Pueden ver que quizás se hayan equivocado y tengan que pedir perdón por situaciones que se han vivido en la pareja, y decidan dar el paso hacia un cambio para mejorar. Tomar la decisión de acudir a la consulta del psicólogo, ya es una pequeña batalla ganada, solo por el hecho de haber consenso a la hora de acudir a terapia de pareja. Esto es un paso importante en el proceso de reconstrucción de los fundamentos en los que se sustenta su relación, aunque puede que también, en algunas ocasiones, tendrán que construir pilares nuevos que no existían hasta entonces. 

¿Cuándo comenzar una terapia de pareja? 

Se nos dice que tenemos que saber qué tenemos que sentir, cómo tenemos que actuar en cada momento, pero en muchas ocasiones no tenemos claro siquiera qué sentimos. Estas dudas extrapoladas a las relaciones de pareja pueden hacer que nuestra gestión de las diferentes vicisitudes en las que nos vemos envueltos en el día a día con nuestra pareja no sean las mejores, ni las más adecuadas. Aparte de eso, puede haber infinidad de factores que influyan en la  desestabilización de la relación. Trabajo, el dinero, la presencia o ausencia de niños, terceras personas o la propia dinámica vital de los integrantes de la pareja pueden convertir el modelo ideal de relación de pareja en un sinvivir con muchos puntos de fricción y malestar. Si sientes que tu relación de pareja puede mejorar, y así lo deseas, si te has sentido identificado con alguno de los supuestos, entonces es el momento idóneo para plantearse comenzar un terapia de pareja. En Consulta Despertares contamos con psicólogos expertos en terapia de pareja, en nuestros centros de psicología en Madrid, nuestro equipo de psicologos en Getafe y Leganés, y nuestra consulta de psicólogos en Móstoles dispuestos a ayudarte, sin juzgarte y desde el respeto.

http://www.infocop.es/view_article.asp?id=1175

https://www.elmundo.es/salud/2014/03/08/53

Autora: Rocío García Garzón, psicóloga sanitaria en Consulta Despertares Getafe

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Call Now Button
Facebook