Todas las personas pasamos por diferentes estados de ánimo relacionados directamente con acontecimientos de nuestra vida. Es normal sentirse triste algunos días y alegre, otros. Una persona emocionalmente inestable vive permanentemente en una montaña rusa de emociones. Incluso en un mismo día, puede pasar de la euforia a la tristeza más absoluta.

Si pasas de sentirte hundido a estar entusiasmado sin razón aparente, si lloras a menudo sin saber por qué o si pierdes la motivación inicial para terminar una tarea, es posible que seas una persona emocionalmente inestable.

Como hemos comentado antes, uno de los principales síntomas del desequilibrio emocional es el cambio brusco de los estados de ánimo. Las personas emocionalmente inestables pasan de la euforia a la tristeza con gran facilidad. Estos son sus rasgos más frecuentes:

• En una primera fase, la persona siente un optimismo intenso, una gran ilusión y una motivación muy elevada. Se siente capaz de conseguir todo lo que se proponga. En esta fase, la persona emocionalmente inestable es muy cariñosa, extrovertida y simpática, por lo que sus relaciones interpersonales son abundantes y fáciles.

• En la fase de tristeza, la persona emocionalmente inestable se desmotiva y pierde el interés por las personas, por el trabajo o por los estudios. El abatimiento generalizado y la dificultad de experimentar placer dominan sus emociones en estos momentos. Suelen mostrarse alicaídas e irritables, lo que también afecta a sus relaciones interpersonales.

• El paso de la euforia a la tristeza tiene como consecuencia que la persona con desequilibrio emocional comienza proyectos con gran motivación y los abandona en la fase de tristeza, ya que pierde el interés. Son personas que no terminan sus estudios y que cambian a menudo de trabajo.

Baja tolerancia a la frustración. Las personas con inestabilidad emocional se sienten a menudo frustradas por sus propios comportamientos, por los proyectos inacabados y por las pequeñas dificultades cotidianas.

Dificultad para separar diferentes aspectos de la vida. Una persona con desequilibrio emocional se lleva las discusiones familiares al trabajo y viceversa, ya que no es capaz de separar ambas esferas de la vida.

Baja autoestima. Son personas que buscan constantemente la aprobación y el apoyo de los demás. Esta inseguridad o baja autoestima hace que, con frecuencia, se sientan incomprendidas, solas y enfadadas. La terapia individual puede ayudarte a identificar las causas que generan tu inestabilidad emocional y a gestionar las dificultades que ésta te genera.
Contacta con nosotros para pedir tu cita. Recuerda que la primera sesión es gratuita y que nuestros Centros de Psicología están situados en los barrios de Atocha-Delicias,Retiro (en Madrid capital), en Leganés, Móstolesy Getafe.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Call Now Button
Facebook